Aprende a aprovechar la vida para conseguir realizarte

En muchas ocasiones nos dejamos arrastrar por la inercia. Nos sentimos atrapados en situaciones que no nos resultan agradables. Pero no hacemos nada para cambiarlas. Al no hacer nada, nos encaminamos hacia un precipicio de infelicidad del que puede resultarnos complicado salir. Por eso, para no caer en ello, aprende a aprovechar la vida y consigue realizarte.

  • La rutina nos conduce hacia el abismo. Cada vez que nos sentimos atrapados en la rutina, algo en nosotros muere. Estar atrapado en un trabajo que no nos gusta, en una relación infeliz o en una situación desagradable, nos desgasta. En estas circunstancias, lo peor que podemos hacer es no hacer nada. Si no actuamos, las situaciones pueden perpetuarse hasta el infinito. Hasta que llegue un momento en el que nos hayamos sumergido en una fosa de la que no podamos salir.
  • Actúa antes de que sea tarde. Eres el dueño y señor de tu fortuna. Nadie nace predestinado hacia el éxito o el fracaso. Es cierto que hay personas que puedan tener circunstancias más favorables, pero todos podemos cambiar nuestra suerte. Si empiezas un trabajo que no te gusta, puede que te lo plantees como algo temporal, pero que termines enquistándote en él. Rebélate. Rompe con la rutina y toma decisiones.
  • La rutina es tu peor enemigo, y se alimenta de no hacer nada. No hacer nada es la peor decisión que podrás tomar jamás. Si te encuentras al borde de un precipicio personal, actúa. Encamínate hacia donde quieras. Todo empieza por un primer paso. Solo tienes que alejarte del barranco, moverte, hacer.
  • Aprovechar la vida ayuda a realizarse. Si vives por inercia, nunca conseguirás sentirte feliz, ni alcanzar tus objetivos. Si sientes que tu talento se desaprovecha, haz algo para remediarlo. No permitas que llegue un día en el que te arrepientas de no haber tomado decisiones. No dejes que llegue el “demasiado tarde”. Desecha la nada y toma las riendas de tu vida.
  • Un primer paso es el inicio de todo camino. No te marques demasiados objetivos a la vez. Has tomado conciencia de que quieres aprovechar la vida, pero ve poco a poco. Hasta que tengas práctica, marca un primer objetivo y céntrate en él. La única regla es que no podrás desviarte de esta meta hasta que la consigas.

La mejor manera de aprovechar la vida y de ser feliz es tomando decisiones. Ser dueños de nuestras acciones, nos convierte en amos de nuestro futuro. Hay cosas que se pueden dejar al azar, pero los elementos más importantes de tu vida, debes dominarlos tú.